Conectando dos cerebros por Internet.

Home / Sin categoría / Conectando dos cerebros por Internet.

Conectando dos cerebros por Internet.

El profesor Andrea Stocco y su equipo del Instituto de Aprendizaje y Ciencias Cerebrales de Washington se están consiguiendo hacer un nombre gracias a los experimentos que están realizando para investigar la manera de transmitir impulsos y conceptos del cerebro de una persona al de otraa través de Internet.

Hace dos años ya os hablamos sobre cómo Stocco había conseguido conectar su cerebro al de otro investigador para hacer que moviese su mano. Hoy sabemos que asegura haber conseguido dar un paso más en su investigación al haber conseguido que dos personas en diferentes laboratorios pero con sus cerebros conectados sean capaces de utilizar los pensamientos del otro para resolver unos sencillos juegos de preguntas.

Jugando con los pensamientos de otro

Captura De Pantalla 216

Las dos personas que participan en este experimento están separadas en edificios diferentes a una milla de distancia, pero ambas llevan unos gorros especiales que conectan sus cerebros a través de Internet. El objetivo es jugar al juego de las 20 preguntas, en la que una persona elige un objeto y la otra tiene varias preguntas con respuestas de sí o no para adivinar de qué se trata.

Por una parte tenemos a la persona que responde, a la que se le muestra la palabra de un objeto en la pantalla y a cada lado una luz LED que parpadea a una frecuencia diferente y sirve para responder sí o no. Por el otro lado, a quien tiene que preguntar se le muestra una serie de preguntas con las que tendrá que adivinar el objeto de la otra persona.

La persona que responde lleva un gorro de electrodos que monitoriza y traduce su actividad cerebral, y responde a la pregunta con un sí o un no mirando a una de las luces. Estas respuestas son capturadas y enviadas a través de Internet. La persona que pregunta lleva un gorro especial con una bobina que estimulará magnéticamente su córtex visual, y hará que vea una luz si la respuesta es sí y no vea nada si la respuesta es no.

Este estudio se ha realizado con un total de cinco parejas voluntarias, cada una de las cuales ha jugado 20 veces a este juego, 10 utilizando la bobina magnética y otros 10 de control sin ella. Se podría decir que el experimento ha dado buenos resultados, puesto que los diez 10 juegos que se realizaron con la bobina tuvieron una tasa de éxito del 72%, mientras que en los otros 10 de control en los que no se utilizaba esta tecnología sólo fue del 18%.

Parte del 28% de los fallos del experimento real se achacan a varias razones, como no saber interpretar la luz que se ve al recibir las respuestas, que el que responde no sepa la respuesta o fallos en un hardware que aun tiene que seguir evolucionando.

Lo que podría estar por venir

El éxito de este experimento está ayudando a que el profesor Andrea Stocco pueda seguir adelante con su investigación, y ya está preparando una nueva serie de pruebas en las que se intentará transmitir estados cerebrales entre una persona despierta y una somnolienta o un estudiante que está concentrado y otro que no lo está.

Con estas nuevas pruebas explorará otra de las áreas de interés para su equipo, el de las tutorías cerebrales. Este campo de investigación podría llevar a conseguir desde que los profesores sean capaces de transmitir información a los alumnos, hasta que una persona con un cerebro sano pueda ayudar a otra que está sufriendo algún tipo de daño cerebral.

Fuente:  CNet – XATAKA.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, click en el enlace para mayor información.All About cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies