enero 20, 2018

Neurocientíficos realizan un escáner cerebral a monjes que están extendiendo activamente compasión.

Home / Sin categoría / Neurocientíficos realizan un escáner cerebral a monjes que están extendiendo activamente compasión.

Neurocientíficos realizan un escáner cerebral a monjes que están extendiendo activamente compasión.

El neuroeconomista Brian Knutson, experto en el centro de placer del cerebro (la biología de por qué escogemos un café de Starbucks y no uno fresco de nuestra cocina), puede conectarte a un escáner cerebral y, a partir de los resultados, decirte cómo procesas el riesgo y la recompensa.

Este proceso es utilizado para saber qué áreas del cerebro se encienden en distintas situaciones, sobre todo en decisiones financieras y consumo de productos. Sin embargo, recientemente estos estudios cerebrales han tomado un giro lumínico al estudiar el funcionamiento del cerebro de monjes tibetanos que activamente practican la compasión.

Knutson, quien se interesa principalmente en el nucleus accumbens, región cerebral que recibe un golpe de dopamina cuando una persona anticipa algo placentero, se enfocó en observar si la misma región del cerebro se activa por razones altruistas. “¿Será posible que, al extender compasión hacia otro ser humano, el cerebro reaccionara igual a cuando anticipamos algo bueno para nosotros (como ganar en black jack)?”, se pregunta Knutson.

Hay muchos neurocientíficos allá afuera estudiando la conciencia, pero no hay muchos que estén estudiando la compasión. La forma en que los budistas ven el mundo puede proporcionar información interesante acerca de los circuitos de recompensa subcortical implicados en la motivación.

Al observar a meditadores expertos, los neurocientíficos buscan tener un panorama más amplio para entender cómo se ve la compasión en el cerebro, un tema que por cierto el Dalai Lama abordó en una conferencia en la Universidad de Stanford. Mirando hacia el futuro, los científicos de esta misma institución se preguntan si la compasión puede ser neurológicamente aislada; si algún día podría ser aprovechada para ayudar a la gente a combatir la depresión, a calmar a niños con hiperactividad o incluso a reconfigurar a un psicópata.

“Hasta ahora estamos tratando de desarrollar la medida de la compasión, para después desarrollar una ciencia a su alrededor”, concluye Knutson. Este descubrimiento podría cambiar la manera en que nos comportamos ante el mundo, sobre todo en cuanto a lo que nos hace felices momentáneamente (como ganar en un juego o comprar algo nuevo) y dirigir nuestra atención hacia la compasión, que desata el mismo placer en quien lo hace, y puede durar toda una vida e impactar positivamente a otros más allá de nosotros mismos.

 

Fuente: Faena.com

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, click en el enlace para mayor información.All About cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
USA. Boston, Massachusetts. 2002. Professor Noam CHOMSKY.[lF][lF]Contact email:
New York : photography@magnumphotos.com
Paris : magnum@magnumphotos.fr
London : magnum@magnumphotos.co.uk
Tokyo : tokyo@magnumphotos.co.jp


Contact phones:
New York : +1 212 929 6000
Paris: + 33 1 53 42 50 00
London: + 44 20 7490 1771
Tokyo: + 81 3 3219 0771


Image URL:
http://www.magnumphotos.com/Archive/C.aspx?VP3=ViewBox_VPage&IID=2K7O3R83XKEJ&CT=Image&IT=ZoomImage01_VFormDSC_0181-001